Archidona, (Málaga). Spain
+34 952 714 480
turismo@archidona.es

Situación Geográfica

Archidona, mucho más de lo que imaginas.


La ciudad de Archidona se encuentra estratégicamente ubicada en la Sierra Norte de la Provincia de Málaga, en pleno corazón de Andalucía. A sus pies una extensa y fértil vega dominada por la enorme y enigmática mole de la Peña de los Enamorados y a sus espaldas el conjunto montañoso de las Sierras de Archidona con el Santuario de la Virgen de Gracia dominándolo todo desde las alturas. Elevada a una altura media de 660 m sobre el nivel del mar, disfruta de un clima mediterráneo de interior.

El término municipal tiene una superficie de 187 km2 acogiendo actualmente una población aproximada de 8.900 habitantes, entre el núcleo principal y las pedanías de Huertas del Río, Estación La Romera y Salinas. Sus inmejorables vías de comunicación hacen posible que turistas y visitantes disfruten de unos cómodos y rápidos accesos. Desde épocas antiguas nuestra ciudad fue encrucijada de caminos y culturas. En ella se unen las rutas de las dos Andalucías: la oriental y la occidental, y todo ello a través de una de las mejores redes de autovías del país: la A-92 (Sevilla-Granada) y la A-92 (Granada-Málaga). Desplazarse desde las capitales de provincia más importantes de Andalucía hasta Archidona es un agradable y rápido paseo Málaga 35´, Córdoba 1h 20´, Granada 45´ o Sevilla  a solo 1h 30´. Las comunicaciones ferroviarias y, en concreto el Tren de Alta Velocidad, también favorecen el desplazamiento. La estación de Ferrocarril de Antequera se encuentra a 15´ y la de María Zambrano a menos de 30´.

Las estaciones provocan en el entorno natural de Archidona unos asombrosos cambios en los paisajes. Disfrutar de ellos durante la primavera y el otoño hará que el visitante aprecie y conozca entornos únicos a nivel provincial e incluso de Andalucía.

La Hoz del Arroyo Marín, con su único y autóctono bosque de pino carrasco a nivel provincial, admirar Las Lagunas de Archidona, humedales de origen endorreico con todo un enorme bosque mediterráneo casi virgen u observar las puestas de sol desde las alturas de la antigua mezquita árabe, hoy santuario de nuestra patrona, la Virgen de Gracia, son algunos de los privilegios que ofrece esta ciudad. Fuimos desde tiempos inmemoriales lugar para visitantes y turistas. Por aquí pasaron y se quedaron turdetanos, romanos, árabes… y todos ellos fueron bien recibidos, bien tratados. De los que se quedaron con nosotros aprendimos, y por ellos llegamos a ser lo que hoy somos: unas gentes abiertas, dinámicas y respetuosas con los visitantes.